COMPARTIR

Instituto de Ortopedia y Traumatología

Encuentra el mejor camino para recuperar tu bienestar

Artículos de Salud

Escoliosis: ¡identifícala a tiempo!

31  Mayo  2018

Dr. Luis Antonio Saavedra Badillo.  Especialista en Ortopedia y Traumatología.

La columna vertebral tiene curvas naturales. Estas curvas son las responsables de nuestra postura y no pueden ser corregidas simplemente por aprender a pararse más derecho. La presencia de una curva hacia los lados se llama escoliosis. En una radiografía, la columna de una persona con escoliosis pierde su alineación y se parece más a una "C" o una "S".   

En la mayoría de los casos no hay dolor, y ésta es una razón por la cual puede pasar desapercibida hasta que es visualmente evidente, por ejemplo, al presentar un hombro más alto que otro, una prominencia o asimetría en los huesos de la espalda (omóplatos), e inclusive una inclinación de la pelvis que puede dar la impresión de tener una pierna más larga que la otra. Esto se puede hacer más evidente en etapas de crecimiento acelerado como en la adolescencia.

Es muy frecuente que no tenga una causa específica. Tales casos se denominan idiopáticos, además, existen otras causas como las que se producen desde el nacimiento y se denominan congénitas, las que ocurren por enfermedades neurológicas como en la parálisis cerebral o en la distrofia muscular y en aquellas que están asociadas a síndromes como en la neurofibromatosis y en el Síndrome de Down.

En el caso de los adultos, puede aparecer como consecuencia de una escoliosis leve no detectada y agravarse con el paso de los años debido al proceso normal degenerativo de las articulaciones de la columna vertebral, en estos casos generalmente sí se presenta con dolor de espalda baja.

¿Cómo se diagnostica la escoliosis?

El diagnóstico lo realiza un especialista en ortopedia y traumatología haciendo una historia clínica y una exploración física detallada. Una de las pruebas de mayor utilidad para el diagnóstico de escoliosis es la prueba de Adams, que consiste en poner al paciente de pie, y sin doblar las rodillas se le pide que realice una flexión de cadera a noventa grados con los brazos extendidos (como cuando se levanta un objeto del piso). En esta posición es posible observar asimetrías en las curvaturas de la columna vertebral.

En los casos donde la historia clínica y la exploración física resulten sugestivas de que el paciente padezca escoliosis, el médico ortopedista solicitará unas radiografías panorámicas de la columna vertebral, en donde se confirmará el diagnóstico y se realizan mediciones para su clasificación.

En los casos de escoliosis leve, el médico mantendrá en observación al paciente, con citas de control semestrales, sin tratamiento. En algunas ocasiones en los pacientes que se demuestra un avance de la curvatura se sugieren tratamientos con aparatos ortopédicos o yesos, y en casos muy severos podría indicarse una cirugía de corrección.

Escoliosis en la adolescencia: atención a las emociones del paciente

La escoliosis es más frecuente en mujeres y en la adolescencia. Cuando se detecta, a cualquier edad y primordialmente en la pubertad, es importante que los pacientes tengan acceso a un apoyo y soporte emocional con un especialista, para el manejo de la situación y mejor apego al tratamiento. Tener apoyo familiar y rodearse de buenos amigos que conozcan y comprendan el momento que atraviesa la persona puede ser de gran ayuda.

En cualquier etapa de la vida, es recomendable acudir con el médico ortopedista para recibir orientación adecuada acerca del camino a seguir al detectar este padecimiento, y prevenir que pueda afectar seriamente la calidad de vida del paciente.

 

Contacto:
Instituto de Ortopedia y Traumatología
Teléfono: 8888.0865

BUSCA TU ESPECIALISTA