COMPARTIR

Centro de Parkinson, Movimientos Anormales y Neurorestauración

Único en el país para el diagnóstico y tratamiento del Parkinson y otros trastornos del movimiento

Síntomas

Conoce los diferentes tipos de sítomas de este padecimiento

 

Motores:

  • Temblor en las manos, los brazos, las piernas, la mandíbula y la cara
  • Rigidez en los brazos, las piernas y el tronco
  • Lentitud en los movimientos
  • Alteración en la Postura
  • Problemas de equilibrio y coordinación
  • Calambres musculares y distonía

No Motores:

  • Alteración en la percepción de olores o sabores
  • Estreñimiento o urgencia urinaria
  • Dolor en extremidades no explicados por otras causas
  • Depresión, cambios emocionales
  • Insomnio, presencia de pesadillas
  • Dificultad para tragar y masticar
  • Cambios en el habla
  • Disfunción sexual
  • Dolor
  • Fatiga y pérdida de la energía

Cognitivos:

  • Pérdida de funciones ejecutivas, como planeación, toma de decisiones y control de emociones. Alucinaciones
  • Demencia

Las personas afectadas pueden tener dificultad para levantarse de una silla. Pueden notar que hablan muy suavemente o que su escritura  es lenta y parece apretada o pequeña. Pueden perder la pista de una palabra o un pensamiento, o pueden sentirse cansados, irritables, o deprimidos sin una razón aparente. Este período muy temprano puede durar largo tiempo antes de que aparezcan los síntomas más clásicos y obvios.

Los amigos o familiares pueden ver, en etapa temprana, que la cara de la persona no tiene expresión y animación o que la persona no mueve un brazo o una pierna normalmente, o que la persona parece rígida, instable o inusualmente lenta.

A medida que evoluciona la enfermedad, el temblor que afecta a la mayoría de los pacientes con Parkinson puede comenzar a interferir con las actividades cotidianas, y es esto lo que hace que las personas busquen ayuda médica.

Si el paciente presenta temblor estando en reposo, o empieza a batallar para realizar funciones manuales simples, como abotonarse una camisa, o rigidez en los movimientos, se recomienda visitar al neurólogo para revisión.

Aunque algunos casos de Parkinson parecen ser hereditarios y otros pueden rastrearse a mutaciones genéticas específicas, en la mayoría de los casos no parece ser hereditaria.  Muchos investigadores ahora creen que la enfermedad es consecuencia de una combinación de susceptibilidad genética y exposición a uno o más factores ambientales que desencadenan la enfermedad.  Los virus son otros posibles desencadenantes ambientales de la enfermedad.

Teléfono directo: 8888.0675

 regresar

BUSCA TU ESPECIALISTA