COMPARTIR

Artículos de Salud

Re-lactar: retomar una lactancia interrumpida

03  Agosto  2018

A veces las circunstancias de nacimiento de un bebé provocan que la lactancia materna no pueda establecerse de inmediato. Si el bebé o su mamá ameritan hospitalización, presentan algún problema serio de salud, o requieren de cualquier tratamiento que interfieran con la lactancia, es probable que el bebé deba consumir leche de fórmula por un tiempo, o que la leche materna que reciba le sea dada en biberón, pero recibiendo a la vez tomas de leche de fórmula. Con esto, la producción de leche a libre demanda se ve alterada. Una vez que las circunstancias normales se restablezcan, mamá y bebé podrán disfrutar, poco a poco, de los beneficios de la lactancia materna exclusiva.

Queremos recordarte que la interrupción de la lactancia por consumo de medicamentos no siempre es necesaria, todo depende del padecimiento que se esté tratando. Pregunta a tu médico o asesora de lactancia si tu problema de salud amerita dejar de amamantar a tu bebé, aunque son muchos los fármacos que pueden consumirse durante esta etapa. Pero siempre consulta con tu médico antes de consumir cualquier medicina o suplemento.

¿Cómo eliminar poco a poco la leche de fórmula?

Antes que nada, debes saber que una actitud positiva es indispensable. Re lactar no siempre es sencillo, pero definitivamente se puede lograr. Toma en cuenta los beneficios que recibirá tu bebé a cambio de tu esfuerzo, y eso será una gran motivación para lograr tu objetivo. Para continuar el proceso, piensa en lo siguiente:

  • ¿Cuánta leche de fórmula está consumiendo al día tu bebé?
  • ¿Se agarra a tu pecho y succiona? Esto es importante, y el hecho de que se agarre es un punto a tu favor. Si no lo hace, es cuestión de seguir intentando que lo haga, pero sin obligarlo.
  • Elimina el chupón, si tu bebé lo está usando.
  • Fomenta el contacto piel con piel.
  • Ofrece el pecho aproximadamente cada dos horas en el día, cada tres en la noche, procurando que cada vez sea más libre la demanda del bebé (recuerda que una de las claves de la lactancia materna exclusiva es precisamente esa: la libre demanda, sin rigidez de horarios).
  • Estimula tus pechos con sacaleches, ya sea manual o eléctrico.
  • Disminuye gradualmente la suplementación con leche de fórmula, siempre pendiente de que tu bebé siga ganando peso de manera adecuada.

En ocasiones, a pesar del esfuerzo, no se logra obtener o regresar a la lactancia materna exclusiva. Esto no debe hacerte sentir mal, ya que, si tú estás tranquila, tu bebé también lo estará. Pero no te des por vencida antes de intentarlo.

Acércate a tu pediatra y/o asesor de lactancia, quien podrá explicarte con detalle diversas técnicas para re lactar a tu bebé. Haz tu mejor esfuerzo por lograrlo, ten confianza en tu cuerpo, y recuerda en todo momento los múltiples beneficios que la leche materna trae a tu bebé.

Contacto
Instituto de Pediatría 
Teléfonos: 8888.0706 y 0707 y 8888.0000 ext. 5506 y 5507

BUSCA TU ESPECIALISTA