COMPARTIR

Artículos de Salud

Pie diabético: los cuidados para evitar complicaciones

05  Julio  2019

Dr. Mario Alejandro Fabiani.  Especialista en Cirugía Cardiovascular.

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por tener elevados niveles de azúcar en sangre. Esto daña vasos sanguíneos y nervios, provocando pérdida de circulación y sensibilidad, particularmente en los pies, lo que lleva a:

  • Cicatrización lenta
  • Infecciones
  • En casos muy graves, pérdida parcial de tejido (úlceras y necrosis)

A esta condición de problemas con los nervios e irrigación sanguínea en los pies de pacientes diabéticos se le conoce como “pie diabético”.

¿A qué prestar atención?

La disminución de la sensibilidad en los pies se conoce como neuropatía, y puede hacer que una persona no sienta dolor al pisar, digamos, una piedra pequeña, o una grapa, o que le salga una ampolla y no se de cuenta de que la tiene.

La disminución de la circulación puede presentarse como:

  • Dolor al caminar
  • Dolor al elevar los miembros (por ejemplo al dormir)
  • Cambios de coloración 
  • Pies fríos

Otro cambio que hay que vigilar es la resequedad de la piel: si los nervios están dañados, provocan que la piel de los pies comience a agrietarse.

¿Una recomendación? Visitas regulares al podólogo

Cuando los callos aparecen en el pie del diabético, deben ser atendidos por personas especializadas (podólogos, podiatras), antes de que puedan provocar una llagala cual puede ocasionar infecciones mayores.

Cuidados cotidianos para el paciente con pie diabético

  • Evita caminar descalzo
  • Lava los pies diariamente con agua tibia, secándolos perfectamente.
  • Al aplicar crema humectante, evitando hacerlo entre los dedos.
  • Evita fumar. Cuando fumas, las arterias se contraen y el oxígeno que llega a tus extremidades disminuye.
  • En temporada de invierno, cubre tus pies con calcetines abrigadores. En temporada de calor, ten cuidado con el uso de zapatos abiertos y sandalias.
  • Los zapatos deben sentirse muy cómodos desde el momento de comprarlos, evitando punta estrecha, o tacones altos.
  • Observando cuidadosamente tus pies, buscando si existen indicios de alguna herida.
  • Cuida tu forma de cortar las uñas, para evitar que se entierren, o te provoquen heridas.

Acude al médico en caso de notar:

  • Cambios de coloración en los pies
  • Hinchazón en los pies
  • Mal olor
  • Secreciones, heridas o ampollas
  • Uñas cambian de forma o de color
  • Dolor de piernas

El manejo del pie diabético debe ser multidisciplinario, es decir, realizado por un equipo de médicos y auxiliares de la salud de diferentes especialidades, capaces de interactuar para obtener los mejores resultados. 

Contacto:
Instituto de Cardiología y Medicina Vascular
Teléfono: (81) 8888.0501 y 02

BUSCA TU ESPECIALISTA