COMPARTIR

Artículos de Salud

Microbiota intestinal: ¿nos dará algunas respuestas a por qué nos enfermamos?

07  Enero  2020

Dra. Tania Zertuche Maldonado.  Especialista en Medicina Interna.

Microbiota es el nombre que se le da al conjunto de bacterias, virus, hongos y parásitos que habitan en nuestro intestino. A estos trillones de microbios comúnmente le llamamos flora intestinal.

Recientemente la comunidad científica está descubriendo relaciones importantes entre la microbiota y nuestra salud más allá del sistema digestivo.

El eje intestino - cerebro

Cada vez hay más estudios que hablan del eje intestino-cerebro, una relación que parece indicar que lo que entra a nuestro sistema digestivo puede afectar aspectos tan aparentemente desconectados como la salud mental.

Un bebé antes de nacer tiene un intestino estéril, que comienza a generar una microbiota única a partir del momento del nacimiento. El haber nacido por cesárea o parto natural, así como haber recibido lactancia materna o leche de fórmula son factores determinantes para la salud de ese bebé.

Posteriormente, la introducción de alimentos sólidos, e incluso el entorno tranquilo o estresante en el que un ser humano se desarrolla, parecen tener un papel en el desarrollo de la microbiota de cada individuo.

La microbiota o flora intestinal se va modificando a lo largo de la vida. Los metabolitos, producidos por esta comunidad de microbios, se encargan de construir una pared intestinal, la cual puede ser fuerte o débil. 

Si la nutrición no es adecuada, los ladrillos de los que está hecha la pared intestinal no serán suficientemente fuertes, lo cual puede ocasionar que algunas proteínas u otros elementos que entran por medio de la comida, se filtren a lugares donde no deberían estar. Esto provoca una respuesta inflamatoria en diversas partes del organismo, la cual podría estar asociada a:

  • Obesidad
  • Alergias
  • Enfermedades autoinmunes
  • Problemas gastrointestinales
  • Enfermedades neurodegenerativas
  • Otros padecimientos como depresión, ansiedad, bipolaridad, fibromialgia.

Es importante recalcar que la relación entre la microbiota y los factores que favorecen la aparición de estas enfermedades sigue en estudio. Si bien aún no podemos afirmarla de manera contundente, todo indica que es más relevante de lo que pensábamos.

Fábrica de energía y vitaminas y policía intestinal

Con el trabajo que realiza, la microbiota contribuye a generar de un 10 a un 20% de nuestra energía diaria. También contribuye a la producción de vitaminas como la K y algunas del complejo B, además de ayudar en la digestión de la fibra.

La digestión de la fibra es un proceso que hace posible la generación de ácidos grasos de cadena corta, los cuales parecen hacer posible un índice glicémico equilibrado, contribuyen a tener un peso saludable, e incluso, tienen propiedades anti inflamatorias.

La inflamación es la base de muchos padecimientos, por lo tanto, los procesos que contribuyan a contrarrestarla resultan de beneficio para nuestra salud.

Incluso nuestro sistema inmunológico parece estar directamente relacionado con la microbiota intestinal. Ésta nos ayuda a tolerar moléculas de alimentos y otras sustancias, nos permite reconocer invasores y nos protege contra agentes patógenos al comunicarse constantemente con el sistema inmune de nuestro intestino.

Si la microbiota intestinal es tan importante para nuestro organismo ¿cómo cuidarla? No tenemos todavía las respuestas definitivas, pero todo indica que más lactobacilos y menor cantidad de enterobacterias es la composición ideal de la microbiota.

Tener una microbiota saludable no se trata únicamente de consumir probióticos. Desde que un alimento entra por nuestra boca debemos prestar atención, ya que ahí comienza la buena digestión. Masticar de manera adecuada y comer con tranquilidad son parte de una microbiota saludable.

El primer paso es hacer conciencia acerca de nuestra alimentación: creer realmente que lo que comemos juega un importante papel en nuestra salud en general, no únicamente en la digestiva.

Aunque siempre hemos dicho que comer frutas y verduras es saludable, hoy más que nunca necesitamos migrar a una salud donde la prevención será lo más importante para nuestro bienestar.

Contacto:
Instituto de Medicina Interna
Teléfono: 81.8888.0651

BUSCA TU ESPECIALISTA